Tocadas por los tocados

Cuando se trata de ir impecable mi madre siempre apostaba por los zapatos. Unos buenos e impecables zapatos eran la clave de un outfit redondo para ella, pero cuando se trata de ser la más trendy yo apuntaría más alto…¡a la cabeza!. Ya sea para una ocasión especial, una fiesta informal o una salida cotidiana… ¡En tu cabeza está la clave!

Caídos en el olvido desde finales de los sesenta donde las melenas cobraron todo el protagonismo, los accesorios para la cabeza vuelven con más fuerza que nunca. Se han ido abriendo camino desde hace unos pocos años entre pasarelas y celebrities para meterse finalmente en el armario de toda fashionista que se precie. Borsalinos, bombines, boinas, turcos, pamelas, canotier, casquetes, diademas y tocados pueden convertir tu look en un acierto o… en un desastre.

Así que atenta a estos sencillos consejos para dar siempre en la diana:

No es los mismo el día que la noche:

Los sombreros se alzan como indiscutibles reyes del día, ya sea invierno o verano protegen del frío y el sol nuestra cabeza, y esconden nuestros “defectillos” de primera hora del día; tanto si estas dormida como si nos has tenido tiempo para arreglarte el pelo, tu sombrero lo ocultará. Guarda las diademas y tocados para la tarde y la noche.

Evita la felpa en verano, pica, da calor y… ¡no pega!

La versatilidad climatológica de los sombreros es reducida, recuérdalo.

Una de básicos:

Turbante, canotier y panamá… ¡Todo el año podrás llevar!

Guarda la ostentosidad en tocados y sombreros para grandes ocasiones

Siempre y cuando tu indumentaria y complementos restantes sean simples, el tocado o sombrero que elijas complementará a la perfección con vestidos sencillos y poco recargados aportando el punto de equilibrio y evitando un “todo” soso, ¡pero ojo con parecer de la corte de Luis XIV! Recuerda: menos es más.

Las diademas y tocados sencillos

Cintas de plumas, trenzadas, de encaje o de abalorios junto a broches decorados para el pelo, son geniales para destacar en fiestas y salidas con las amigas con outfits desenfadados y melenas sueltas.

Después de estas nociones básicas para el uso de tocados y sombreros es hora de lanzarse a la calle, dar las gracias a las multinacionales de bajo coste y rebuscar entre los estantes de la factoría Inditex (¡gracias Amancio!), Six, Topshop, Blanco o Sfera (este último es uno de mis favoritos en este tema), y para las que os sentís poderosas podéis probar suerte en la web de Pablo y Mayaya (Valladolid), Rius de Forns (Barcelona), Thelma Design, Nila Taranco (os recomiendo su colección de élite) o daros un capricho un fin de semana alquilando uno en www.tustocados.com , aunque personalmente os recomiendo que os vayáis de compras por el e-bay internacional y tecleéis: ” Vintage lady hat”, una autentica delicia para todos los estilos.

En verano, cuida tu cabello

Se acerca el verano y seguro que ya estás pensando en las horas que te vas a quedar tirada en la playa, tranquilamente, tomando el sol y disfrutando de la brisa marina. Probablemente llevarás crema solar para cuidar tu piel y no quemarte pero, ¿y tu pelo? ¿Has pensado en los daños que puede sufrir? Si bien el sol, en pequeñas dosis, es beneficioso para nuestra salud, en exceso deshidrata la piel y quema el cabello.

Los rayos del sol hacen que el color de tu pelo se aclare y que la fibra capilar y la cutícula del cuero cabelludo se dañen debido a que no tienen protección frente a los agentes externos: la queratina pierde su poder y genera un cabello más frágil. Por eso es recomendable proteger el cabello para que no pierda fuerza ni brillo.  En verano se vuelve más estropajoso y áspero al tacto, además de perder luminosidad, pero ésta no es más que una consecuencia de la falta de cuidados. No importa si tienes el cabello natural, teñido completamente o con mechas, debemos protegerlo siempre de los rayos solares y mantenerlo hidratado.

El remedio más práctico es cubrirlo con un sombrero, además de estar monísima habrás solucionado los posibles efectos solares nocivos. Aprovecha para conjuntarlo con tu bikini y lucir modelito en la playa. Si eres de las que pasa mucho calor, utiliza la opción del pañuelo, ya que podrás mojarlo y no tener esa sensación de agobio. De todas formas, cuando salgas del baño intenta quitarte toda la humedad posible para que tu cabello no se estropee ni se debilite. Además, en el mercado existen productos solares específicos para el cabello que, además, suelen ser resistentes al agua preservando perfectamente las condiciones de la fibra capilar.

Como complemento, cuando llegues a casa lávate el pelo con productos revitalizantes, o bien aplícate una mascarilla nutritiva para devolver a tu pelo la elasticidad que pudiera haber perdido. Convierte en un hábito el uso de estos productos durante el verano, así tu cabello estará perfecto durante la época estival y podrás presumir de bronceado y de melena en un mismo movimiento.